Turistas conscientes con el medio ambiente

Turistas conscientes con el medio ambiente

El turismo sustentable tiene entre sus aliados a las empresas que producen productos orgánicos, los servicios que minimizan la huella negativa en el medio ambiente, y muchos otros protagonistas que permiten que el turismo verde pueda seguirse desarrollando. Hoteles y gobiernos también forman parte del equipo que busca mejorar la calidad de vida de la flora, fauna y las personas que viven en los entornos naturales.

Hablando de personas, ningún esfuerzo será suficiente si el turista no pone también de su parte y colabora con estas iniciativas. El objetivo es crear conciencia, enseñando a ser mejores personas en cuanto a cómo se utilizan y se dejan los lugares naturales visitados ya sea por motivos vacacionales, de trabajo o como vivienda.

El compromiso es mutuo y debe ser aceptado por todas las partes, ya sean los hoteles o sitios de turismo, como de los visitantes o habitantes del lugar. Aquí se mencionan algunas ideas para lograr la tan anhelada armonía entre el hombre y el medio ambiente.

¿Cómo ser un turista verde?

No existe un manual exacto para convertirse en un ecologista, tampoco para ser un mejor turista, respetuoso del entorno que está visitando y que desee dejarlo igual o en mejor estado del que lo encontró. Muchas personas y organizaciones ambientales viajan con el objetivo de limpiar playas de escombros y basura; esta noble labor es realizada por personas que tienen una conciencia ambiental clara y que desean dejar una huella positiva en sus comunidades y en el mundo.

Pero no es necesario ser activista ambiental o realizar esfuerzos extraordinarios para ser un turista verde. Simplemente se necesita interiorizar el respeto por la naturaleza y acatar las normas de convivencia, para lograr de ese modo que el paso por su sitio turístico sea amable y no algo semejante a un tornado devastador. Aquí compartiremos algunas ideas que pueden llevarse a cabo sin ninguna complicación.

  • Recoja sus residuos: muchas personas no se dan cuenta de la basura que producen cuando visitan un monumento natural. No se deben arrojar desperdicios en los espacios verdes, ni tampoco en lugares históricos. Es recomendable que lleve una bolsa de residuos consigo para no dejar la basura en el lugar.
  • Reutilice toallas y sábanas: los hoteles cada vez más sugieren a sus huéspedes que no utilicen tantas toallas y que el recambio de sábanas sea reducido, al igual que con la energía eléctrica. Estas pequeñas consideraciones lo ayudarán a convertirse en un turista más amable y consciente.